Por Tucán

Acá estoy sentado frente a la computadora tratando de entender lo que nos está pasando. El Corona Virus me encuentra en Wellington, viviendo con la familia Ganzi. No me puedo quejar. El problema es un detalle gigante: toda mi familia se encuentra en Buenos Aires. Hace 40 días que no los veo y sigo anotando palitos en la pared, sí, como los presos. Por suerte todos estamos bien.

Pero esta es una página de polo y aunque suene frívolo hablar de polo en estos momentos, es a lo que me dedico y de eso vamos a hablar. Quizás como ustedes estoy un poco saturado de tanta información. Pero bueno, me gustaría hacer un resumen de lo que nos viene pasando hasta ahora. La temporada de Estados Unidos se suspendió cuando comenzaba lo mejor, se sabe, las últimas copas son siempre las más importantes. Inglaterra asegura que su temporada se posterga unas cuantas semanas, pero desde ya no será lo mismo. Ya hay equipos que confirmaron la baja. Sotogrande a la espera, el virus los está castigando muy feo, no hay tiempo para pensar en polo.

¿Y qué pasará en Argentina? Difícil saberlo. Desde el Gobierno nos dicen que lo peor está por venir y si bien el tiempo juega a nuestro favor hay que ser cauteloso. La Dolfina ya dio a entender que esta será su última temporada con esta formación multicampeona. Adolfo Cambiaso quiere cumplir su sueño de jugar con su hijo y todo parece indicar que lo hará junto a Pelón Stirling. Diego Cavanagh podría ser integrante de ese equipo, conclusiones que saco por la química que tienen dentro y fuera de la cancha con los cambiaso. El cuarto jugador es una incógnita, pero acá estoy haciendo futurología, todas conclusiones mías. Ellerstina, con Hilario Ulloa, tiene una linda oportunidad este año, pero habrá que ver como se acomoda el nuevo a los hermanos. La Natividad tendrá un lindo desafío, dar dos pasos más y demostrar que están para la cancha uno. Algo que para muchos ha sido muy cuesta arriba. La Albertina, le pongo ese nombre por ahora, con Facu Sola, Fran Elizalde, Sapo Caset y Alfredo Capella, tiene una interesante formación pero el tema son la cantidad de caballos de calidad que pueda conseguir. Le pongo algunas fichas a La Dolfina Polo Ranch que mantiene la formación y que este año esquiva a La Dolfina. Ellerstina tendrá que cuidarse.

Los otros equipos, algunos sin nombres todavía, son una incógnita. No se puede hablar hasta verlos en la cancha. Parecieran estar un escalón debajo de estos cinco.