“Lo más impresionante es lo diferente que es el polo”

La primera vez que viaje a Nigeria fue hace seis años y después no volví más hasta el año pasado. A partir de ahí vine unas cinco veces más. Soy jugador de polo y veterinario, trabajo en argentina con caballos de polo y de salto. La verdad que no hay mucho tiempo para descansar, me cuesta mucho hacer las dos profesiones al mismo tiempo. En Argentina me levanto muy temprano y vuelvo muy pero muy tarde a mi casa.
El último torneo que jugamos acá estaba dividido en dos copas. El alto era de 15 a 18 de hándicap con dos jugadores profesionales por equipo. En uno estaba Max Chalton con Andrés Laplacette, el Bete Donovan con Manuel Crespo, Diego White conmigo, Santiago Cernadas con Pedro Soria y Gastón Moore con Chris Mackenzie. Ganó el equipo de Bete Donovan y Manuel Crespo contra éste último. Y después estaba el bajo.
Lo más impresionante de Nigeria es la pobreza y la brecha social y lo diferente que es el polo. La gente es muy apasionada por el polo, pero estoy hablando de la gente que está dentro del club. Fuera de él es muy peligroso y no se puede andar por la calle.
La comida es muy diferente, pero nosotros comíamos un menú variado de pollo con arroz, pollo con fideos y pollo con papas fritas. Pero cuando vamos a jugar a Lagos, que es la capital, ahí si hay buenos restaurantes y en su capital está el Hilton donde podés comer mas variado.